Saint Seiya: La tragedia de un Spin-Off que superó al original

  • 4 meses atrás
  • 82 Vistas
  • 0 0

Este artículo nace a raíz de una pregunta de mi ciber-amigo Roberto Martinez:

En si, la saga original, en mi opinión y a nivel argumental y estructural es bastante simple y con un sinnúmero de sin sentidos hasta que llegan a las doce casas del Zodiaco, de ahí es una épica griega, donde los héroes sufren y se sacrifican para llegar a la meta final, que es salvar a la diosa Atena del antagonista de turno.

Luego de esa etapa vienen una serie de sagas y OVAs, todas con el mismo esquema:

– Raptan a la diosa Atena.
– Los héroes van a su rescate y, cual videojuego, hay mid-bosses y un boss final. Fin de la historia. Siempre hay alguna escena o detalle de los mid-bosses que los hace interesantes, pero la estructura es siempre la misma. Kurumada nunca ha tenido mucha imaginación para resolver sus historias. Siempre son muy lineales y con un fuertísimo aire de Super Sentai.

El punto de quiebre lo encontramos en el trabajo de Shiori Teshirogi, una joven mangaka, fan confesa de Saint Seiya que tuvo contacto con Kurumada, quien al ver la calidad de su trabajo, le dió su bendición y la apoyó para que  “Lost Canvas (“El Lienzo Perdido”) fuera una realidad.
El manga que cuenta toda la historia que ella tejió cuenta con veinticinco volúmenes y trece “anécdotas” o Gaidens que narran breves historias de los personajes principales.
También está la animación basada en el mismo, que lamentablemente tuvo que ser suspendida sin aviso de cuando continuará, manteniéndose en el limbo de si algún día concluirá.

Sobre por qué se ha suspendido su continuación se especulan varias razones:

– La animación de Lost Canvas siempre fue de primera clase, y por tanto los costos de producción eran y siguen siendo muy elevados. La crisis de los estudios de animación que ha decantado en que ya no se hagan animaciones de calidad, para abaratar costos, de ahí que ahora vemos animes como Dragon Ball Super, Saint Seiya Omega y otros con una calidad muy por debajo de la que ostentaban hace 10 años.


– Los supuestos conflictos legales de TMS con TOEI: La primera, empresa que tiene los derechos para producir Lost Canvas y la otra, que siempre tuvo la licencia para los trabajos de Kurumada
– El temor de TMS de animar la continuación sin saber si el producto tenga el suficiente éxito publicitario en Japón para poder ejecutarla. Esto último por las bajas ventas del Bluray y DVD en Japón, donde la recepción fue de mayor a menor, mientras que paradójicamente en hispanoamérica, ocurre lo contrario, pues el público la tiene muy en alto, pero la piratería hace que los números no sean alentadores para TMS, por lo que el mercado hispanoamericano no es tomado en cuenta.

El trabajo de Teshirogi a mi ver, es muy superior en todos los sentidos, y aunque la historia no es canónica, tiene suficientes elementos para que su visionado sea obligatorio de cualquier fan de Saint Seiya que se precie.

Entre las cosas que tiene a su favor puedo mencionar:

  • Los Santos Dorados son mostrados en su verdadero poder e importancia. Aquí las diferencias de poder entre un santo dorado y uno de bronce o plata son abismales y calzan perfectamente con la descripción y la leyenda que se les acuña en todas las sagas de Saint Seiya. Un Santo Dorado de Canvas es de temer y merece con todas sus letras el título de guardian de la diosa Atena. Tienen puntos débiles si, pero su poder y motivaciones son muy elevadas y los hace contendientes y rivales prácticamente imbatibles.
    En la saga de Kurumada de las doce casas, los Santos de Oro muchas veces se sienten pusilánimes y no producen un desasosiego e impotencia al momento de enfrentarlos, como si se siente con los de Teshirogi.
  • Los Santos Dorados aquí son mostrados como fuerzas del bien, no como opositores engañados. En la saga original siempre le encontré muchos problemas a la idea de que un Santo Dorado, un guardian sagrado, elegido para proteger a la misma diosa Atena, pueda ser tan fácilmente manipulado al punto de caer tan bajo y llegar al nivel de un villano desalmado. Se puede argumentar que la visión de un personaje con poderes casi divinos, pueda ser muy diferente a la de un mortal común y corriente y para ellos, los designios divinos, aunque ilógicos, sean más que suficientes para cambiar su postura radicalmente, al punto de matar inocentes e intentar el asesinato de la bebe que se supone era la mismísima reencarnación de la diosa a la que juraron proteger, pero… es Kurumada y como dije, los huecos en su narración son enormes y te dejan una sensación extraña que al menos a mi, nunca me terminó de convencer.
  • Siguiendo el punto previo, pero siendo más específico; se limpia la imagen de varios Santos Dorados que en la saga original se vieron como débiles o que causaban cero empatía, caso del Santo de Tauro, Cáncer y el de Piscis. Simplemente comparen el momento en que aparecen y se desenvuelven ambos personajes y su equivalente en la saga original y en el Lienzo Perdido y verán la enorme diferencia.
  • Todo lo que Saint Seiya nos mostró como ideales de superación, las relaciones de maestro-alumno y la valoración de la valentía, el honor y la astucia, son en El Lienzo Perdido, magnificados, lustrados y bien sustentados.
  • Teshirogi trata de evitar la linealidad. En su Lienzo Perdido, se ve una narrativa más compleja, una estructura más trabajada, giros y desarrollo mucho mejor elaborados. No se usan los desgastados clichés del Kurumada cansino y repetitivo, sino que se echa mano de la lógica y el uso adecuado de todos los personajes. Kurumada siempre tuvo una fijación con Seiya y para bien o para mal, siempre terminaba siendo el que finiquitaba la historia. Aquí, cada personaje es importante en su medida justa y se trata de mostrar motivaciones y un pasado que sustente lo visto, sin que se vea forzado o quede flojo.

Creo sinceramente que Teshirogi hizo muy bien la tarea y todo lo que ella puso en Lienzo Perdido no es más que la expresión de su amor por la obra en que se inspiró, haciéndola uno de esos casos raros donde la obra derivada supera a la original.

Siento a Kurumada más preocupado por hacer dinero, que ojo, no es nada malo pues puede hacer con su obra lo que le plazca, mientras que a Teshirogi le veo pasión y ganas de mostrar una historia bien contada.
De esto último, puedo citar el caso de Omega, que fue de las últimas obras de Kurumada, que ya habiéndola visto, confirma que simplemente fue un ejercicio monetario y nada más, con personajes poco elaborados y la repetición de su clásico esquema lineal y el reciclaje repetitivo de lo ya contado.

Finalmente, para terminar de responder la pregunta de Roberto, dejo un orden cronológico para los que no conozcan esta larga saga y para los que la hayan visto parcialmente y quieran completar su visionado.

Orden Cronologico

  • Lost Canvas (Spin off no canónico. Verlo hasta donde llega, y continuar con el Manga.) / Next Dimension (este sucede cronológicamente al mismo tiempo que el canvas pero paralelamente, ya que esta es la precuela totalmente canónica por parte de Kurumada).
  • Episodios G
  • Historia Secreta de Excalibur
  • Saga del Torneo Galactico
  • Saga de los Santos Negros
  • Saga de los Santos Plateados
  • Pelicula de Eris/Sho
  • Pelicula de Dolbar
  • Saga de las Doce Casas
  • Pelicula de Abel
  • Hyoga en el pais de los Hielos
  • Saga de Asgard
  • Saga de Poseidon
  • Pelicula de Lucifer
  • Saga del Santuario Hades
  • * Next Dimension (comienza luego de la saga de Hades, pero viajan en el tiempo 243 años atrás).
  • Saga del Infierno
  • Saga de los Campos de Hades
  • Overture/Nd
  • Soul of Gold
  • Omega
  • Leyenda del Santuario (Remake de las 12 casas)

Dato Curioso: Shiori Teshirogi también es autora del recientemente publicado manga Justice League Origin: Wonder Woman (Setiembre 2017) y de Batman and The Justice League (Agosto 2017), ambos por encargo de DC.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *